top of page
  • Foto del escritorHugo Marroquin

Avatar: El último maestro del aire

Llevo dos episodios de la serie Avatar: El último maestro del aire de Netflix, que está basada en la serie animada de Nickelodeon que se transmitió entre 2005 y 2008. La cual aún tengo pendiente por terminar, pues aún la animación es un contenido al que he comenzado a (re)conocer desde hace un par de años y la verdad es que no dejo de sorprenderme.


Así que, al terminar el segundo episodio de la serie de Netflix puedo decir me está gustando mucho y en la parte final logró conmoverme más de lo que sucedió con el mismo episodio en la serie animada.





En este episodio Aang recibe una de las más duras lecciones en su auto aceptación como Avatar sobre el mal que puede suceder si no acepta la responsabilidad.


Este planteamiento es sin duda un tema profundamente humano que trasciende edades, el pensar que evitar una responsabilidad nos absuelve de cumplirla. Lo cual no es así en tanto tenemos una búsqueda, un misión o deseamos desarrollar una pasión en la vida. Mucha gente ante el agobio de "mucho trabajo" de algo que parece "muy complicado", de cosas que nos sacarán de nuestra zona de confort o incluso de la tentación de la mediocridad cotidiana creen que evitar asumir una responsabilidad es una opción.


Aang aprende que haber estado "fuera" durante tanto tiempo, no conlleva ninguna consideración que le haga "suavecita" la aceptación de su responsabilidad. Ya en el primer episodio se le ha dicho que no haber pedido algo no significa que pueda rechazarlo, el destino le fue dado, quizás injustamente, pero definitivamente debe asumirlo.


Como la vida misma.


Referencias:



7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários

Avaliado com 0 de 5 estrelas.
Ainda sem avaliações

Adicione uma avaliação
Post: Blog2_Post
bottom of page